¿Cómo conseguir trabajo por enchufe?

como-conseguir-trabajo-por-enchufe
Lo siento. Si entrabas aquí buscando alguna receta mágica para conseguir “enchufe” con el fin de encontrar empleo me da que te vas a llevar una decepción. ¿Por qué? Porque todo ha cambiado (y sigue cambiando). Pero sin duda esto te interesará:

La crisis de los enchufes

Todos conocemos la crisis actual. Con ella se han cerrado muchas puertas, se ha cambiado la forma de hacer las cosas y también se ha abierto un mundo de nuevas oportunidades. Vivimos en una época en la que la mayoría de nuevos puestos de trabajo se miran con lupa, por pequeños que sean. Eso de meter a alguien a dedo ya no funciona como antes, porque si alguien lo hace es probable que si por lo que sea la persona “recomendada” no está cualificada se juegue también su puesto de trabajo.

En un mundo tan sobrecualificado como el actual, con millones de personas sin empleo, es lógico que esto se haya acabado (aunque no del todo). ¿Pero ahora qué?

La era de la recomendación

El mundo 2.0 nos ha abierto nuevas oportunidades que nada tienen que ver con el mal concepto que tenemos de enchufar a alguien. Esta nueva era social nos permite demostrar nuestro valor ante el mundo, sin miedo. De esta forma conseguimos entrar en la mente de otras personas como profesionales (dejar huella con nuestra marca personal) que puedan llegar a necesitar de nuestros servicios, o conocen a alguien que pueda necesitarlos. De ahí nuestro posicionamiento, si tenemos bien definido nuestro foco será más fácil que nos tengan en cuenta.

¿Y esto no es injusto?

No lo creo. Creo que más bien al contrario, es un seguro para las empresas o nuestros futuros clientes. Son capaces de valorar nuestro trabajo, lo que sabemos hacer y lo que estamos haciendo en este momento. Tenemos la oportunidad de demostrar a todo el mundo lo que somos capaces de hacer y poner a prueba nuestros conocimientos (y ampliarlos). De ahí a que se diga que la mayor parte de ofertas de trabajo están ocultas; ahora es difícil apostar por alguien ciegamente.

¿Es el Networking la solución?

Si es cierto que un buen Networking 1.0 (en persona) no es aquel en el que vas con tu tarjeta y la empiezas a repartir a diestro y siniestro; o te presentas incluso ante los floreros. Se dice que el buen networking es el que se planifica con el fin de conseguir llegar a alguien que sabes que va a acudir a cierto evento. Sinceramente, yo no lo termino de ver claro y me parece un pensamiento demasiado “calculador” (pero no dudo de su efectividad). Tampoco veo bien dar tarjetas a todos, pero creo que en el termino medio puede estar la solución.

Creo que un buen Networking debería ser aquel en el que, aparte de conocer a alguien concreto que consideres oportuno, conozcas a más personas que no esperabas y que aunque en ese momento no lo parezca, pueden ser parte de esos puntos de conexión de los que Steve Jobs hablaba; eso sí, con total naturalidad y sin forzar nada.

En mi caso particular he estado en varios eventos y me he llevado sorpresas mayúsculas con algunas personas (que ahora sigo con mucho cariño) y también con la sensación de que me he dejado otras en el camino porque no se ha dado la ocasión.

Conclusión

Déjate de enchufes, déjate de excusas, deja de decir que todo está fatal y empieza a darle caña a las redes sociales e Internet. “¡Pero no sé ni por dónde empezar!” ¿No hemos quedado que ya no hay excusas? Hay infinidad de artículos gratuitos que te enseñan aquello que no sepas. Eso sí, lo que nunca te enseñarán, ni darán, es la voluntad, la paciencia y la constancia de hacer las cosas. Eso es algo que debe salir de ti.

¿Te vas a poner las pilas? ¿Vas a hacer Networking?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *