¿Cómo vender hielo a un esquimal?

como vender hielo a un esquimal
No pretendo ponerme a hacer un análisis DAFO al uso ni un CAME (esto no tiene que ver ni con Dragon Ball ni con una marca de cigarrillos) en cada entrada ya que por aquí sería aburrido. Pero si me gustaría pensar en voz alta, y reflexionar cual sería mi modo de proceder de darse esa situación.

El esquimal vivía tan tranquilo hasta que…

Imaginemos que el esquimal vive tranquilamente en su iglú, está rodeado de hielo y sale a pescar (del típico agujero en el suelo, redondo a la perfección, que todos nos imaginamos de los dibujos animados).
Está tranquilo y feliz, no necesita nada más. Pero ahora llegamos nosotros (a tocarle los… cubitos) y queremos venderle hielo. Si, somos tan guays que no se nos ocurre otra genial idea que venderle hielo. ¡Pero si él es el que podría vendérnoslo a nosotros! Bueno, sigamos.

Después de ofrecerle el hielo, el esquimal se ríe de nosotros en nuestra cara y tal es su risa que vemos que le faltan dientes (una imagen que difícilmente podremos olvidar).
Nos vamos cabizbajos, pensativos, todavía sin rendirnos: ¡pero si nuestra idea era genial! ¿Cómo es posible que el esquimal no quiera hielo? Pues porque será esquimal, pero no idiota.

El fracaso de la venta de hielo nos conduce al éxito

Después del fracaso, y de darnos cuenta de que somos tontos perdidos por querer venderle hielo a un esquimal, volvemos a nuestra acogedora y cálida mente y analizamos de nuevo la situación.

No quiere hielo, le faltan dientes, tenia pescado cerca (hemos dicho que había ido a pescar) y estaba más abrigado que Ramón García en las campanadas de fin de año. Llegamos a la conclusión de que está harto de tanto hielo, si le faltan dientes le costará masticar, si solo come pescado estará del pescado hasta sus cubitos congelados. ¿Qué hacemos entonces?

Entramos en la parte creativa y en lo que yo haría (pensando lo justo, obviamente no voy a irme a venderle nada a un esquimal). Deduzco que de alguna forma tiene que entrar en calor el bendito esquimal. Imagino que tendrá fuego y para beber hervirá el hielo gracias a ese fuego. Así que mi propuesta es, ya que no puede masticar bien y tenemos que vender el hielo si o si: Ofrecerle cubitos de hielo con sabores, para que una vez hervidos pueda disfrutar de un sabor distinto al del pescado (como si de una sopa se tratase, pero ya preparada y congelada); y si podemos, añadirle trocitos del producto en cuestión.

La producción de los cubitos de sabores

Con nuestra super idea empezamos la producción del producto. Los cubitos podrían ser de pollo, de verduras… o incluso de frutas (pero sin calentar, ¿o sí?), alimentos que contengan una buena carga energética para aguantar el frío.

Está claro que no saldrá tan rentable como venderle el hielo directamente, pero sería una salida viable y que seguro el esquimal agradecería. No olvides, una vez le vendas toda tu producción de cubitos de sabores y se te acabe el negocio, ofrecerle los servicios de una clínica dental para que pueda arreglarse la dentadura y comerse un buen filete; verás cómo se olvida de los cubitos rápidamente y te dedica a ti y a toda tu familia unas bonitas palabras.

Pero como dicen en mi querida Valencia: “El que va davant, va davant” que viene a ser un “Que me quiten lo bailado”.

Y ahora te paso el testigo, ¿Cómo le venderías hielo a un esquimal?

4 Comentarios en “¿Cómo vender hielo a un esquimal?

  1. Como le venderia hielo a un esquimal, vaya tu idea me parecio muy buena, mi producto en hielo debe tener obviamente una caracteristica para ser diferente al demas hielo por que hielo hay, y supongo que la frase se refiere mas a vender algo que todos pueden tener al alcance, pero de una manera en que sea mas eficiente y funcional.

    Dejando alado el darle una caracteristica practica al hielo que le voy a vender, solo pensaria en venderselo como si fuese hielo magico pero como tu dices, el esquimal no es un tonto, quiza si fuese muy religioso podría venderle hielo bendito jaja!

    Bueno muy pocas personas opinan estas cosas yo llegue aqui por una canción de reggaeton llamada Fronteamos por que podemos, jaja ahora me discriminaran como un regaetonero estupido, C: dejare esto aqui y huyoo!!

  2. Se trata de crear una necesidad en donde no existe, vender algo que no es necesario para el cliente:

    vendedor: te vendo hielo.
    Cliente : para que lo quiero si aca tengo muchisimo
    Vendedor : cuando tiempo inviertes en tomar ese hielo, cada cuanto sales en busca de ese hielo, que otras actividades de mayor importancia para ti, tu familia y comunidad pierdes de hacer.

    – Te encanta pescar, necesitas recolectar , cazar, ademas tienes que buscar hielo, piensa en el tiempo que ahorrarias, o que podrias invertir en las demas actividades, por otro lado el hielo que ofrecemos cumple con normas de calidad muy diferente al artesanal, lleva un mejor proceso de fabricacion.

    Cliente: ?????

    Ya creamos la idea de adquirir un producto en base a : TIEMPO – CALIDAD, y sino compra el hielo, cambiamos y renovamos ya no vender el hielo como producto final sino el de un equipo que permita un mejor corte y ahorro del tiempo de elaboracion del hielo, en el cual nos aseguramos de venderlo, dar soporte y asesoria al Eskimal.

    Al final creamos la una Necesidad que no existe……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *