Mi marca personal me dará un buen empleo

marca personal encontrar empleo

¿Demasiado optimista? quizás. ¿Qué puede que me quede igual? No podré quedarme igual, ya que al menos lo habré intentado. Hay que contrarrestar un poco el negativo colectivo.

Sin Vacaciones

Ya es septiembre, muchos vuelven al trabajo. He pasado las vacaciones montando todo este tinglado (y lo que falta); y no me quejo, lo he hecho con mucho gusto y lo volvería a hacer. Quien quiere, puede.

Y ahora es cuando, disimuladamente, os cuelo el spot de las “10 razones para contratarme“, por si eres un empresario tomar nota o si eres del colectivo desempleado darte ideas.

¿Para que narices he montado esto?

Aparte de para llamar la atención (obviamente) y de plasmar mis trabajos, conocimientos y demás. Me gustaría contagiar un poco de optimismo a toda esa gente desempleada (desesperada) que deambula de entrevista en entrevista por España o ya ha tirado la toalla y está por el extranjero; y obviamente si puedo, echarles un cable.

Y os habla el que lleva cuatro años escuchando cosas del tipo “¡Qué buen currículum!”, “¡Estás seleccionado para que podamos sacarte todos tus datos y si nos dejas también el número de talla de zapato!” o el ya conocido “¡Ya te llamaremos!” (el día que me llamen todos juntos me explota el móvil).

Y eso si te citan para una entrevista, ya que mi pobre gmail está frito de tanto currículum enviado.
Pero si algo me ha servido todo eso es para darme cuenta de que había que hacer algo, que eso no era suficiente. Tenía que dar un golpe en la mesa y decir: Basta, voy a reconducir todo esto y convertir toda esa negatividad en algo positivo, tengo que hacer que el conseguir un empleo dependa de mi. Y aquí estamos.

Si, ya se que soy tonto y tendría que irme fuera con algunas de las ofertas relacionadas con el 3d que me han llegado desde Inglaterra, pero sinceramente y de momento: no me da la gana; siento decepcionaros.

¿Quién tiene la culpa?

Mi forma de pensar cambió después del curso de Marketing Empresarial organizado por Cámara Valencia e Idea’t Torrent. Me apunté porque siempre me ha gustado el marketing, pero no tenia ninguna esperanza de que me sirviera para nada; pero muchas veces nada es lo que crees.

Lo primero que me sorprendió el primer día fue que era el más joven de todos, con mis veintiséis ya casi veintisiete años. Y lo segundo fue el nivel que tenían mis compañeros en sus respectivos campos. ¿Cómo es posible que esas personas no tuvieran trabajo? ¡Si yo tuviera una empresa sería a los primeros que contrataría!
Conforme nos íbamos conociendo, todavía lo pensaba más. La mayoría con una vida dedicada al trabajo y ahora en la calle, con una mano delante y la otra detrás; sin que sirviera de nada todo lo que hubieran hecho; con un mensaje claro: ya no eres válido para el sistema actual.

Entonces si que me topé con la dura realidad del país en el que nos encontramos. La mayoría de empresas piden mucha experiencia, pero lo que buscan realmente (si la oferta es real) no es la experiencia, buscan gente con poca experiencia a la que poder explotar; porque obviamente los que tienen el culo pelado de tanto trabajar no se van a dejar engañar (y bien que hacen) y la mayoría de los que aceptan cualquier oferta es bien por necesidad (que no discuto) o por adquirir experiencia (pero marca los limites).

Nadie es imprescindible y menos en la época en la que estamos. Pero tampoco es imprescindible un coche de marca pero bien que los compran, ¿por qué? porque saben venderlos; y aquí es donde entra en juego la marca personal (o personal branding, que queda más molón). ¿Eres capaz de saber venderte a una empresa?

No creo que en España hayan muchas ofertas de empleo buenas (las basura no las cuento), pero en lo que estaremos de acuerdo es que está lleno de empresas. ¿Creéis de verdad que todas esas empresas no podrían generar un puesto de trabajo adicional si les convencieras de que tu propuesta les aporta valor y que van a mejorar sus ventas? Yo creo que si, si se le demuestra, ¿quién no aceptaría?
Normalmente el ser humano es reacio a entablar conversaciones o simplemente escuchar a quien no conoce (¡no aceptes caramelos de extraños!). Y si tienen en su mesa o en su bandeja de entrada cientos de currículos, se van a aburrir, porque les cuentan lo que han hecho, no lo que pueden hacer. Así que los “archivan” dando de comer a las papeleras, que por lo menos las pobres llevan unos años sin pasar hambre.

Y así desperté. Si yo pensaba que estaba jodido, ¿que pensarían mis compañeros al verme a mi? Ahora tienen opción de decírmelo a la cara o en los comentarios, pero se que mas de uno pensaría: ¿pero este que puñetas hace aquí?

Agradecimientos

Como gran parte de culpa de este despertar la tienen los compañeros dejo sus nombres y Linkedin por aquí a modo de agradecimiento, ya que ellos también merecen un buen empleo:

Pero no puedo olvidarme tampoco de los profesores: Juan Castro, María José Miquel, David Servera, Victor Gallego, David Pérez, Vicente Almenar… Aunque destaco a dos por encima de los demás y los que más me marcaron: José María Guijarro (menuda clase magistral, todos nos quedamos con ganas de más) y a Ana Carrau (espero que te guste mi escaparate). Gracias a todos.

No me quiero olvidar tampoco, aunque no fue profesor de este curso, de Alvaro Valladares, con el que pude tener una charla por Facebook y me aclaró bastantes cosas (aunque sigue el café pendiente, no me olvido).

Y me dejo para el final, pero no por ello menos importante, a Marian Lozano; no la conozco, ni me conoce, pero me ha servido de mucha inspiración (genial el curro que te pegaste).

Por cierto, no es peloteo a nadie, simplemente de bien nacido es ser agradecido.

¿Me sigues en esta aventura?

Con estos agradecimientos parece que esto acabe aquí, pero todo lo contrario, es ahora cuando empieza todo. Espero que las entradas que ponga os sean de utilidad. Abrid una botella de agua o algún tipo de bebida espirituosa y celebremos que esta web queda inaugurada de forma oficial. Y como he dicho, contagiaros de mi renovada positividad, pues espero grandes cosas. El tiempo dirá, que es el mayor de los jueces: tic, tac…  También os invito a visitar el resto de secciones que tenéis en la parte superior para conocerme un poco más.

8 Comentarios en “Mi marca personal me dará un buen empleo

  1. Hola Enrique, felicidades por el post.
    Me ha gustado encontrarlo ya que yo también pretendo través de mi blog y diversas plataformas echar una mano y asesorar a aquellos que se sienten algo perdidos en la web 2.0. Será un placer seguirte y te animo a seguir por tan estimulante senda.
    Saludos

  2. Enrique, Muchas gracias por tu optimismo. Como me citas, decirte que me encanta ver a una persona de tu edad, con vena solidaria. De la crisis del paro -prefiero hablar de búsqueda activa de empleo porque es lo que muchos hacemos- hemos de sacarnos
    nosotros mismos, vamos, los ciudadanos, creando una gran red de cadena de favores. Y por supuesto
    esperar que las políticas públicas de empleo no solo beneficien a los jóvenes, discapacitados. Que por supuesto estoy totalmente de acuerdo, sino también a las personas con experiencia y que todavía nos quedan varios lustros para jubilar nos, si llegamos, por supuesto. Como dice Mu padre: la maleta siempre preparada. Y la maleta debe ser grandisima y bien repleta de acciones buenas, trabajo bien hecho y que sirva a los demás, y favoreciendo una sociedad más justa y más humana.
    Gracias Enrique.

    1. Grandes palabras. Sería bonito el mundo del que hablas, pero por desgracia el que vivimos no está montado así; y si lo estuviera, siempre habría alguien que lo intentaría romper; es parte de nuestra naturaleza.
      No obstante, no por ello debemos de dejar de luchar. La fuerza de unos pocos puede mover a muchos. Y ahora, con las redes sociales y con internet, podemos llegar a cualquier parte.

  3. Enhorabuena por el post Enrique!
    Pero sobre todo por el giro que veo que le estás dando a tu vida y a tu trayectoria personal. Esta es la actitud, la cual es muy importante para que la rueda comience a andar. El camino es largo y durillo en ocasiones. Pero veo que has trazado un plan. Así que seguro que tienes más posibilidades de tener éxito!
    Mucha suerte y aquí estamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *