¿Qué tipos de personas hay en Internet?

que-tipos-personas-hay-internet

Seguro que te han hablado maravillas de Internet y de las redes sociales; yo también lo hago. Pero, como en otras ocasiones, no voy a quedarme en la superficie. No quiero que cuando empieces a gestionar tu marca personal creas que el mundo 2.0 es de color de rosa; es un mundo que tiene de todo, como el 1.0 (o presencial). Por tanto, y como nadie habla de ello, esta vez quiero enseñarte que tipos de personas habitan las profundidades del mar de Internet y cuáles serían sus roles en el mundo animal. ¿Buceamos un rato por Internet? Lo de navegar ya lo hace mucha gente.

Un mar llamado Internet

Imagina un mar llamado Internet en el que habitan personas. Pero para que esta entrada tenga sentido vamos a asignar roles de animales a conjuntos de personas. Tenemos 5 roles y cada persona elige o encuentra el suyo a lo largo de su estancia: Las ballenas, las ballenas tiburón, los tiburones, los delfines y las sardinas.

Las sardinas

Si eres relativamente nuevo en este mar y no llevas mucho gestionando tu marca personal seguramente seas una de ellas. Un pez pequeñito abriéndose paso entre otras sardinas (que suelen ser un grupo numeroso). A veces te sentirás muy pequeño al compararte con un delfín; y pensarás que nunca podrás dejar de ser una sardina. Incluso otras sardinas (o algunos tiburones) te dirán que es muy difícil, que no merece la pena y que no tienes nada que aportar (mientras ellas siguen avanzando). La mayoría de sardinas no aguanta más de dos meses y acaba saliendo del mar. ¿Cuánto talento se habrá desperdiciado por hacer caso a tonterías o por la falta de paciencia?

Los delfines

Si ya llevas un tiempo en esto, no te sonará tan a chino lo que cuento. Los delfines saben moverse bien, empiezan a conocer el “ecosistema”, se adaptan y mejoran cada día. Entienden la filosofía de Internet. Saben que todo lleva su tiempo y que la constancia es su mejor arma. Comparten artículos y se alegran por el éxito de otros (sin distinción de roles). Son conscientes de que pueden llegar a convertirse en ballenas pero no tienen prisa ni les preocupa, van a su ritmo pero sin descanso. Un delfín rara vez se convierte en tiburón.

Los tiburones

El cambio de rol común suele ser de sardina a delfín, pero algunos pasan de sardina a tiburón. Los tiburones tienen un “peso” similar al de los delfines. Pero estos no entienden la filosofía de este mar. Tienen ego, quieren avanzar demasiado rápido y no comparten nada que no sea propio. Atacan a sardinas (muchas abandonan por ellos) e intentan confundir a delfines. Incluso algunos dicen ser ballenas. La mayoría se acaba quemando así mismo e incluso, si aprenden la lección, vuelven a empezar siendo sardinas y aprendiendo de los errores. Es más fácil que un tiburón pase a sardina nuevamente que llegue a ser ballena (aunque seguro que hay excepciones).

Las ballenas

Son las responsables de mantener el equilibrio. En su momento fueron sardinas y delfines. Son conscientes de lo que cuesta llegar a ser ballena y siguen diariamente la filosofía que les ha llevado a estar ahí. Podríamos compararlas con los influencers (pero no es lo mismo). Son humildes, ayudan a sardinas y a delfines. Comparten todo lo que creen que puede aportar valor. Se integran y forman parte de todos los roles. Saben de sobra que son ballenas gracias al resto de peces y lo agradecen cada día.

Las ballenas tiburón

No comparten nada que no sea propio o, si lo hacen, es por puro interés. Suelen pasar bastante del resto de peces y al tener tanto peso no son tan volátiles como los tiburones. Algunas saben camuflarse muy bien, pero si tienen un mínimo descuido pueden caer a las profundidades. Y de ser así, no podrán volver a ser ni sardinas.

Conclusión

Todos tenemos algo en común: todos buscamos que nos pesquen. La mayor parte de personas se toman esto con compañerismo y no ven competencia entre ellos. Pero mantén los ojos bien abiertos, por desgracia no es siempre así.

Si eres una sardina te deseo ánimo y fuerza. Si eres un delfín te deseo paciencia. Si eres una ballena te doy las gracias por ser así y hacer que este mar merezca la pena. En cambio, si eres un tiburón o una ballena tiburón, ve con cuidado, la gente no es idiota; y te animo a cambiar.

Cuando empieces a gestionar tu marca empezarás a ver más claro de lo que se habla en esta entrada. Aprende de los consejos y guarda este post si es necesario y sobre todo: no dejes que nadie te impida avanzar.

Espero que te haya gustado esta forma de ver Internet.

28 Comentarios en “¿Qué tipos de personas hay en Internet?

  1. Estoy entre sardina y delfín, así que… poco a poco. Muchas gracias, Enrique, por tu página, la verdad es que aprendo mucho con tus artículos.

    Un saludo.

    Paula.

  2. ¡Me ha encantado! Hasta les he puesto caras a alguno de esos animales, jajaja 😛

    Los que más rabia me dan son las ballenas-tiburón porque al menos a los tiburones les ves venir pero a las ballenas-tiburón no tanto. Yo aún soy sardinilla y espero pasar a delfín pronto, ¡yo creo que estoy en el buen camino!

    ¡Saludos!

  3. Hola Enrique, me gusto mucho tu post, una descripción sencilla y clara de lo que hay por los mares de internet. Tal vez yo no llegue ni a sardina, pero me gusta seguir a las ballenas y cuando se me cruza un tiburón lo bloqueo a golpe de clic. Estoy en estos mares para aprender, me fascinan las redes sociales en el sentido positivo, en lo que aporta para sumar, poco a poco descubriendo la marca personal y el personal branding, cosa que vos me dejaste claro que no es lo mismo jajaja.

    Un saludo

  4. Amigo, eres un alma noble, no tengo ni idea de que estaba haciendo aqui, pero me he topado contigo y tu articulo y todo comienza a tener sentido, creo que soy aun mas pequeño que una sardina; soy un Alevin. Gracias por Iluminarme con tu conocimiento y experiencia

  5. Hola Enrique,
    Aunque no me gustan las categorías ni etiquetas “tipos de..” en las personas, he de reconocer que me has arrancado una buena carcajada con este post, imaginandome y viendo quién, de las personas que conozco, encajan en cada pececillo 😄.
    Me ha encantado “jugar” y reflexionar con tu texto.
    ¡Un abrazo y gracias por escribir!

    1. Hola Francesc,

      Soy de tu misma opinión. Pero como bien dices… hay que jugar a veces. Lo más bonito de esto, y me ha sorprendido, es la aceptación del post y el ver que ese “posicionamiento” de algunas personas fuera tan evidente simplemente nombrando unos pececillos. Me alegra saber que la gente tiene los ojos bien abiertos.

      Abrazo de vuelta, compañero.

  6. Me ha encantado el paralelismo que has hecho, tan original como verdadero, así es…es lo que se mueve en este mar, tan maravilloso como detestable en algunas ocasiones por culpa de esos tiburones.
    Saludos!!

  7. Buenas noches…
    Me ha parecido divertido y lleno de verdad todo lo que has puesto en este post , yo con lo que me quedo es con la parte del ego.
    En mi corta experiencia en este mundo ,me he encontrado con mucho tiburón egocéntrico, vanidoso ,prepotente que ha olvidado que alguna vez estuvo donde yo, pero lo que más olvida es que una sardina, un delfín se pueden merendar a un tiburón con trabajo , humildad y honestidad.
    Y que el mar inmenso lo que te enseña es la necesidad que tienes de estar unido dentro de tu individualidad, de proteger y ser protegido , de dar para recibir y que cuanto más compartes más tienes.
    Por suerte puedo decir que hay personas que tienen otro punto de vista sobre esto y luchan por hacer un mundo virtual mejor y a eso me uno sin ninguan duda…Y tu eres una de esas personas que hacen que este mundo sea mucho mejor y este lleno de delfines..Es un honor ser parte de tu mar.

    Aqui una chanquetilla.. jaja

  8. Es el primer post tuyo que leo, estoy de acuerdo con la metáfora que utilizas para cada tipo de personalidad de las que nos encontramos en redes, yo aún soy sardina, pero espero llegar a delfín. Tu, para mi estas ya en la fase de transformación de delfín a ballena, ;).
    Te seguiré con interés y por supuesto me suscribo para no perderme nada.
    Enhorabuena!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *